El Monje de Camoruco Por Sergio Márquez   Se desatan los demonios en Perú ¿Acaso los venezolanos son los “chivos expiatorios”?

Comparta con sus amigos

El Monje de Camoruco

Por Sergio Márquez

Se desatan los demonios en Perú ¿Acaso los venezolanos son los “chivos expiatorios”?

 

La realidad política del Perú ya no se puede seguir ocultando.

 

En un solo período constitucional han desfilado tres presidentes, sin que ninguno de ellos haya podido resolver los graves problemas que padecen los habitantes de ese país.

 

Sin querer señalar a nadie, causa extrañeza que precisamente en plena crisis política, se haya desatado la persecución de los venezolanos que en contra de su voluntad, han tenido que emigrar hacia esa nación.

 

¿Acaso el gobierno de Vizcarra pretendió ocultar el caos peruano actuando de manera complaciente ante los xenófobos radicales?; ¿Quiénes están detrás de la campaña “Fuera los Venecos”?; ¿Por qué el gobierno ha permitido tales desmanes? Estas y otras preguntas deben ser respondidas de inmediato.

 

Las informaciones que llegan desde Lima, indican que la crisis pudiese ser aún más grave de lo que parece, luego de que el Presidente disolviera el Congreso de la Republica; y los congresistas en respuesta, suspendieron al Presidente por incapacidad temporal y juramentaron a Mercedes Aráoz como presidenta encargada de Perú.

 

Entre las incongruencias que se observan destaca por ejemplo, la supuesta alianza entre el “aprismo” y el  “fujimorismo”, con el objetivo de generar algunas situaciones que pudiesen llevar a una concertación o al caos dependiendo del cristal con el que se mire.

 

Pero, a la par de lo antes descrito, hay un problema que de no ser atendido de inmediato, pudiese concluir en una confrontación en las calles nada deseable para ninguno de los involucrados; y ese, es el de la xenofobia en contra de los venezolanos.

 

No es casualidad que congresistas de ese país exijan al Presidente que desaloje a nuestros hermanos y que algunos medios de comunicación mantengan igual actitud, o que alcaldes y gobernadores  también permitan las persecuciones y los desalojos; esto, desde mi humilde punto de vista, fue supuestamente previamente previsto y organizado para lograr un objetivo y así debe ser denunciado.

 

Finalmente, considero que ante lo que está ocurriendo en Perú, debe haber respuestas y exigencias contundentes por parte de los factores políticos venezolanos. Aquí no deben ni pueden anteponerse intereses políticos ni personales a la defensa que hay que hacer de aquellos connacionales que muy en contra de su voluntad tuvieron que irse de nuestra patria y están sufriendo vejaciones y humillaciones ante la mirada cómplice de las autoridades peruanas. ¡Ya basta! Se tenía que decir…y se dijo.

 

Hasta nuestra próxima entrega amadísimos fieles.

Comparta con sus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *