#Opinión: Plan País: La Venezuela que viene??? Por Marcos Meléndez

Comparta con sus amigos

#Opinión: Plan País: La Venezuela que viene???

Por Marcos Meléndez

Llegó a mis manos un power point (quien lo quiera ver, se lo puedo enviar con mucho gusto) de un proyecto denominado “Plan País: La Venezuela que viene” presentado por auto proclamado Juan Guaidó.

A pesar de que su oferta original al momento de auto proclamarse es llamar a elecciones en 30 días, ahora presenta un plan de gobierno como si hubiera ganado unas elecciones. Aún así, como ejercicio, me tomé la molestia de leerlo atentamente.

Básicamente es un híbrido entre la “Agenda Venezuela” presentada por Rafael Caldera en su segundo período y el proyecto “Un sueño para Venezuela” redactado por Gerber Torres y sus Chicago Boys. Es decir, lo que propone Guaidó no es llamar a elecciones (lo cual ya es un despropósito porque Maduro ganó elecciones en Mayo del año pasado y se juramentó en Enero de este año lo cual significa que no se cubren los extremos legales para dicho gobierno interino) sino que está montado en restaurar la “Agenda Venezuela” de Caldera pero aderezada con una cantidad de eufemismos tecnocráticos que paso a traducir:

Para estabilizar la economía, el “presidente” legitimado por wikipedia e instagram propone:

“Acudir a la banca multilateral para solicitar el financiamiento requerido en condiciones preferenciales y ayuda económica internacional” eso traducido al español significa “Endeudarnos con el Fondo Monetario Internacional” y, hacer eso significa a su vez tener que asumir la receta del Fondo cuando te presta esa ayuda para nada gratuita.

 

.-Reducción del gasto público lo cual implica aumentar la edad de jubilación, eliminar subsidios a educación y salud, disminuir la nómina de empleados públicos, sincerar el precio de la gasolina al del mercado y eliminar la misión vivienda regresando ese derecho al rango de mercancía a la cual se accederá de acuerdo a la ley de la oferta y la demanda.

.-Liberación de las tasas de interés de la banca.

.-Eliminación del control cambiario

.-Mega elevación de la extracción del crudo lo cual saturará el mercado petrolero y hará bajar su precio. Esto nos obligaría a mantenernos produciendo cada vez más para obtener ganancias en base a cantidad y no a precio. Nos comprarán crudo MUY barato, lo almacenarán lo procesarán y luego nos venderán gasolina a precio de mercado. Diría Oscar de León: Sabroooooosooooo!!!

 

La otra gran idea para estabilizar la economía es “recapitalizar la banca” Traduciendo eso significa regresar a los auxilios financieros que se le dieron al Banco Latino, Banco La Guaira, Banco Italo, Banco Federal (el de Mezerhane que es uno de los asesores de esta mamarrachada) etc. A través de un corralito financiero a los ahorristas y cuentahabientes para financiar a los banqueros.

Y la otra es “dar apertura a la inversión privada con incentivos” lo cual consiste en mandar para el carajo la ley de trabajo, la ley de tierras la ley de pesca etc., para que los banqueros prófugos, empresarios cadiveros y el resto de la fauna prófuga venga a “invertir” sin poner una locha porque eso lo pondría la banca con la “recapitalización”
Luego dice una serie de generalidades como “atención a la nutrición y la salud” “protección del ingreso familiar” etc sin decir cómo se va a hacer cosa que si se explica en el punto de la estabilización de la economía cuando habla de los “organismos multilaterales”

 

Luego, el “novedoso” plan promete recuperar la industria petrolera con acciones como “permitir que el capital privado sea accionista mayoritario en proyectos petroleros” Necesita eso traducción??? Es decir, un retorno a la “apertura petrolera” de Carlos Andrés II donde se le entregaba al privado un pozo para que hiciera lo que le diera la gana y nos lanzara algunas migajas por el derecho a la extracción del “bitumen” porque ni petróleo le llamaban.

Además no van a pagar impuestos porque la otra genial idea es “diseñar un régimen fiscal competitivo” es decir vamos a competir con el Congo o Haití donde las corporaciones auríferas están a gusto con el régimen fiscal.

Otra linea de acción es “Maximizar la producción de petróleo y gas” lo cual al colocarse en manos privadas, como prometen en la línea anterior, iría en detrimento de los precios.

Luego el plan propone “generar confianza y seguridad jurídica” para lo cual se proponen nada más y nada menos que una “revisión del marco jurídico” Traducción: Adiós SUNAVI y leyes que regulan el arrendamiento de vivienda, adiós la desafectación de terrenos para vivienda, adiós ley contra los crímenes de odio, adiós leyes contra el boicot y acaparamiento.

“Fortalecer las funciones contraloras del poder legislativo” es otra perla de este plan; eso, al traducirlo significa que se acabó el estado presidencialista, adiós a las leyes del poder popular y vamos a un régimen parlamentario como el gringo o el español donde las decisiones se tomen a través de pactos de élite como el de Punto Fijo o el bipartidismo Demócrata-Republicano.

 

Podría seguir traduciendo, pero creo que esa joya literaria llamada “Plan País: La Venezuela que viene” si estuvieramos en la película “mentiroso mentiroso” donde por un día el personaje principal estaba mágicamente obligado a decir la verdad sin eufemismos debería llamarse.

“Proyecto Trump-Guaidó: Un retorno a al neoliberalismo de los años 80 y 90” que también suena bonito, pero nos obligaría a revisar las tasas de desigualdad, índice de bienestar humano y acceso a la vivienda de aquel entonces.
Los gringos están jugando a dos bandas: una ruta de ocupación militar y al mismo tiempo una ruta de negociación interna, pero al final ya mostraron sus verdaderos fines y no son más que un retorno al paquete neoliberal que restaure en pleno siglo XXI la doctrina Monroe de América [latina] para los [norte] americanos.

Comparta con sus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *